EL PACKAGING PERSONALIZADO: ¿QUÉ DEBEMOS SABER?

Escrito por Grupo del Embalaje y Marcaje el Publicado en Blog.

Más allá de ser importante, apostar por un packaging personalizado con tu logo o marca es una gran idea para consolidar la imagen de tu empresa.

En la actualidad, existen múltiples de estrategias de diseño para conseguir que un packaging pueda conectar de manera rápida y directa con el usuario final, es decir, con el cliente. Por normal general, estos packaging o embalajes incluyen los siguientes elementos para captar la atención del consumidor:

  • Logotipo o logo: Se trata de un diseño gráfico que representa tanto la imagen corporativa de una empresa, como la identidad visual de su marca. Ejemplo: Puede ser desde la famosa “M” de McDonald’s hasta la imagen de la palabra “Google”. En definitiva, es el símbolo o distintivo característico de la empresa.
  • Descriptor de Marca: Define la actividad de la empresa, y suele ir debajo del logo. Ejemplo: “Chocolate con Avellanas”. En este caso, se estaría indicando y especificando que se trata de un chocolate con avellanas. 
  • Imagen Clave: Representa el producto. Ejemplo: Continuando con el caso anterior, aquí la imagen clave sería la fotografía que aparecería en el packaging, es decir, la imagen del chocolate con avellanas.

Estos tres elementos son fundamentales para transmitir la “historia” o “esencia” del producto en sí, y lo que llevará al cliente en cuestión de segundos a decidirse a comprar el producto o no. Es por ello que debemos prestar especial atención a estos elementos a la hora de escogerlos y combinarlos.

En este artículo nos centraremos en los beneficios y ventajas que puede aportar un packaging personalizado para todo tipo de empresas. Así mismo, mencionaremos algunos de los formatos y tipos de embalajes que podemos encontrar y utilizar para nuestros productos.

 

Beneficios y Ventajas de un Packaging Personalizado

Un packaging personalizado puede ser una herramienta muy útil para conseguir que nuestros clientes permanezcan fieles a nuestra marca, es decir, para mantener su fidelidad con nosotros a la hora de consumir y tener que elegir entre un producto u otro.

Tanto es así que este tipo o modalidad de venta se ha convertido en todo un éxito en los tiempos que vivimos. Una época en la que cada vez más predomina el comercio online y en la que, como tal, la relación entre cliente y empresa debe mejorarse y/o fortalecerse mediante una experiencia de compra perfecta.

La impresión total de un envase o embalaje ofrece no solo el hecho de poder destacar la visibilidad de la marca, sino también la posibilidad de comunicar las especificaciones de un producto incluyendo la información sobre la normativa legal del etiquetado.

Por otro lado, es preciso señalar que aproximadamente el 40% de los compradores están dispuestos a realizar un nuevo pedido en una tienda online siempre y cuando el packaging del producto sea de calidad premium.

De modo que, no hay nada como influir en un consumidor y transmitirle la imagen e idea de que se trata de una empresa respetable que apuesta por el uso de packaging y/o embalajes personalizados. Pues, actualmente, eso de recibir un producto que venga empaquetado sin una identificación, marca o logo característico, resulta demasiado “pobre” y poco atractivo para el cliente.

Ahora bien, dicho esto, veamos más detalladamente cuáles son algunas de las principales ventajas que conseguiremos al personalizar nuestro packaging.

 

Ventajas:

Posicionamiento de la Marca

Independientemente del tamaño del envío (ya sea grande o pequeño), lo que importa es que el cliente tenga información clara sobre la empresa que realiza el envío. Por lo que no deja de ser una manera de potenciar e incrementar el posicionamiento de la marca.

Mejora la Imagen de la Empresa

Los valores de una empresa también se transmiten a través de un packaging personalizado. Por esta razón, debemos tener bien presente que se trata de un elemento de marketing de gran importancia. Pues un envase que cuente con un bonito diseño exterior y, que a su vez consiga revelar el espíritu de la empresa, mejorará la imagen y percepción que el cliente pueda tener de la misma.

Fidelización de Clientes

Como ya hemos mencionado anteriormente, cuando una empresa ofrece una buena imagen consigue fidelizar a sus clientes. Y es que, no cabe duda de que cuando un cliente consume frecuentemente productos de una marca es evidente que está más que satisfecho con los mismos. Y, cuando esto sucede, suele recomendarlos a sus familiares y amigos.

 

Delivery y Take Away como Casos de Éxito

Hoy en día, tanto el Delivery (entrega de comida a domicilio) como el Take Away, son un tipo de negocios de restauración que están muy presentes en nuestra sociedad. De ahí que el diseño de un packaging personalizado sea tan importante para este tipo de empresas, ya que se trata un elemento esencial a la hora de diferenciarse de la competencia.

¿Cómo les Influye el Packaging Personalizado?

Como hemos comentado a lo largo de este artículo, un packaging personalizado ejerce una gran influencia a la hora de “vender” nuestra marca. A continuación, veamos cuáles son las principales ventajas y beneficios que este elemento de marketing le puede a aportar a los negocios de restauración anteriormente citados:

  • En negocios como el Delivery o el Take Away, el primer contacto de los consumidores con tu marca suele ser el packaging. De manera que si éste, es apropiado e idóneo al punto de despertar el interés del cliente, le estaremos dando motivos para que realice nuevos pedidos o encargos en nuestro establecimiento.
  • Posibilidad de captar nuevos clientes gracias al famoso “boca a boca”.
  • Si el packaging de tu negocio posee un diseño cuidado, creativo, atractivo y original, conseguirás una gran difusión en las diferentes redes sociales de tus clientes.
  • Indudablemente, el packaging es un elemento de marketing que recorrerá las calles de tu ciudad promocionando tu imagen de marca.

 

En definitiva, un buen packaging personalizado que llame la atención del público, es el mejor valor añadido que puede tener cualquier empresa para atraer nuevos clientes y difundir su marca.