DIFERENCIAS ENTRE ENVASE, PACKAGING Y EMBALAJE

Escrito por Grupo del Embalaje y Marcaje el Publicado en Blog.

Saber diferenciar estos tres conceptos es muy importante a la hora de tener que elegir como empaquetar y transportar un producto de la manera más adecuada.

Si bien es muy común utilizar los términos envase, packaging y embalaje como si fueran sinónimos, la verdad es que existen unas diferencias entre ellos que tienen que ver con la función que desempeñen en relación al producto.

En la actualidad, se exportan un sinfín de productos por todo el mundo diariamente. Por eso, con mayor motivo, cada uno de ellos debe ir lo mejor empaquetado y embalado posible para evitar daños de cualquier tipo y mantener sus propiedades durante el transporte.

Dicho esto, veamos cuáles son las principales diferencias entre los términos mencionados.

Envase

El término envase, hace referencia al recipiente donde se guarda o contiene el producto. Por tanto, se trata de aquel elemento que está en un primer contacto con el mismo.

La principal característica de un buen envase es proteger adecuadamente el producto, lo que resulta realmente importante cuando se trata de guardar medicamentos, alimentos, cosméticos o productos de higiene. En cualquiera de estos casos, se deben conservar íntegramente sus propiedades.

Por otro lado, la correcta presentación del envase será relevante a la hora de decidirnos por uno u otro, pues será el encargado y responsable directo de la identificación del producto. Además de facilitar su almacenamiento, manipulación y distribución, y, sobre todo, conserva sus propiedades y calidad durante el tiempo estipulado.

Finalmente, debemos destacar que es el que se encarga de informarnos sobre la fecha de caducidad, ingredientes o composición. A su vez, consolida la imagen y marca del producto, lo cuál siempre que sea la adecuada le permitirá diferenciarse de sus competidores.

Algunos de los ejemplos más habituales de envases son:

  • Tetrabricks de zumos y leche.
  • Botellas de plástico o de cristal (alimentos y productos líquidos tales como bebidas, aceites, etc.)
  • Caja de plástico o cartón para detergente de ropa.
  • Botes de plástico o cristal para cosméticos.
  • Tableta para comprimidos y cápsulas de medicamentos.

 

Packaging

Cuando hablamos de packaging nos referimos al material utilizado para contener y proteger el envase.

Si bien la función principal del envase es la de contener el producto, la función del packaging consiste en aportarle un valor estético, hacerlo atractivo y reconocible para los consumidores mientras que simultáneamente sirve para resguardar el producto.

No obstante, parte de la razón por la que estos tres conceptos de los que hablamos se suelen confundir entre sí es que el packaging, además de su función, puede asumir la de los otros dos. Es decir, dependiendo de si es un packaging primario, secundario o terciario podría realizar la función de envase, packaging y embalaje de una sola vez.

Por lo que, si vas a lanzar una nueva línea de productos y tienes cualquier duda al respecto, infórmate antes con un especialista en el sector para conseguir el mayor éxito posible en tu estrategia de marketing, así como en tus posibilidades de ventas.

Algunos ejemplos de packaging:

  • Cajas para perfumes y cosméticos.
  • Cajas para packs de cervezas (botellín de cristal).
  • Cajas para botellas de vino.
  • Etc.

 

Embalaje

La función principal del embalaje es la de proteger el envase, conservando a su vez el producto. Se utiliza para facilitar la manipulación de productos (ya envasados y empaquetados), y también para brindarles la protección necesaria durante el transporte y distribución. De este modo, podremos evitar posibles daños o deterioros.

Mas allá de estas funciones, el embalaje también se encarga de: informar acerca de las condiciones de logística de la mercancía, así como de su identificación, facilitar el manejo y organización de los productos y evitar la contaminación externa de posibles residuos externos.

Algunos ejemplos de embalaje:

  • Cajas de Cartón.
  • Palets.
  • Plástico de Burbujas.
  • Cinta Aislante.
  • Etc.

Cada uno de estos materiales se considera embalaje, dado que su función no es otra que la de proteger los productos tanto en su almacenamiento como en el transporte.